“Buscamos el éxito personal de cada alumno”- Anna Matas (Admisiones en St. Peter’s School)

Anna Matas es la directora de admisiones, cargo importante para el colegio, pues es la primera cara que conocen los futuros padres de los alumnos y que pueden identificar con la filosofía del centro. A ella le apasiona poder explicar de primera mano todo lo que ofrece la institución y establecer, desde la primera visita, vínculos que durarán muchos años en un tema tan importante como es la educación de los hijos.


Pero Anna no empezó así. Anna está graduada en Magisterio (especialidad Filología) y entró en St. Peter’s en 1989 como profesora. Guarda muy buenos recuerdos de su etapa como docente, el trato directo con los alumnos y las materias que impartía le dieron una visión muy práctica del rodaje de la escuela.Al cabo de unos años pasó a formar parte del gabinete psicopedagógico y acabaría coordinando este departamento. Por aquel entonces, tuvo la oportunidad de conocer a fondo las posibilidades que existen, hoy en día, para ayudar en cada caso individual a vencer las pequeñas barreras de lenguaje y demás que se plantean en los primeros años de escolarización y que, muchas veces, tienen soluciones muy sencillas si se detectan a tiempo y se trabajan con la adecuada atención de un profesional. Hoy de esta atención se ocupa el Support Centre, que da servicio a todos las etapas para asegurar que las dificultades individuales son identificadas y tratadas cuanto antes.


En 1993 el Colegio inauguró la sección de Babies con 12 niños y  “me encomendaron la dirección de esta nueva etapa” recuerda con cariño.


“Durante esto años nuestra prioridad ha sido y sigue siendo la búsqueda del éxito personal del alumno basada en los conocimientos, la autoestima y la felicidad. La sociedad cambia a un ritmo vertiginoso y por eso debemos adecuarnos a ella. Miramos de abastecer a diez años vista lo que el alumno necesitará para encarar con éxito su futuro y por eso reforzamos la importancia de las lenguas extranjeras, las exposiciones orales, la creatividad, la asignatura de business y el dominio de las tecnologías mediante la titulación informática.”


Anna es madre de 4 hijos, los 2 mayores ya se han graduado en St. Peter’s y 2 aún estudian en el colegio y siempre ha querido conservar su visión crítica desde el otro lado para intentar aportar a su trabajo y a la dinámica del colegio el criterio más sincero y transparente en sus valoraciones.“Actualmente, para mí no existe otro colegio en Barcelona en el que el idioma inglés, la preparación intelectual y sobre todo la educación emocional y personal de cada alumno esté más cuidado que aquí. El éxito de cada estudiante es el éxito del colegio. Y  sin duda, los profesores son la clave.”