La química en el laboratorio se siente…

A ritmo de Motezuma de Vivaldi, los alumnos de 1º y 2º de Bachillerato practican en el laboratorio y surgen sorpresas interesantes. El primer ejercicio es el “árbol de plata” que consiste en recubrir hilo de cobre con plata mientras se oxida y la disolución queda teñida de azul intenso (como la portada del cd de Vivaldi). Luego realizan distintas prácticas con disoluciones cuyos resultados obligan a revisar antiguas creencias y plantear nuevas dudas. Acaban con el ejercicio de la hidrólisis que consiste en despejar el hidrógeno y oxígeno del agua. A esta práctica se le llama también “romper el agua” y con ella se rompen mis esquemas de una clase de laboratorio típica. No me extrañaría que entre estos estudiantes se encuentren futuros científicos ya que el profesor Carlos Baldero orquesta una ceremonia que más que explicar, invita a descubrir. ¿Y qué mejor manera de amar la ciencia?
Motezuma de Antonio Vivaldi